Home

Noticias

Científicas colombianas, destacadas internacionalmente

No hay comentarios noticias

Aunque han sido discriminadas, han cosechado triunfos en la investigación en diversos campos del conocimiento, superando obstáculos de todo tipo.

El 8 de marzo la ONU lo destaca como el Día Internacional de la Mujer, para rendir homenaje al importante papel que desempeñan en todas las esferas de la sociedad. Así también es una fecha para seguir llamando la atención sobre los atropellos a los que son sometidas: violencia, violaciones y acoso sexual, menos oportunidades laborables y discriminación salarial.

Aunque son varias las que se destacan en distintos campos del saber, además de Adriana Ocampo, quien lleva más de 30 años investigado en la Nasa, se encuentran la caleña Nubia Muñoz, quien ‘bailando’ al ritmo de la investigación médica, recibió —a finales de febrero— el Premio Fundación Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, Bbva, Fronteras del Conocimiento, en la categoría de Cooperación, por la vacuna contra el cáncer de cuello de útero; Sandra Milena Sanabria, bacterióloga santandereana la única galardonada con dos premios Travel Award por sus aportes para tratar el cáncer de seno triple negativo y Alexandra Olaya-Castro, física laureada con la Medalla Maxwell, por su trabajo en biología cuántica.

Ellas han generado un oasis en el espacio de las noticias negativas del país, de todos los días, donde la corrupción, la violencia, el narcotráfico, el abuso a las mujeres y la degradada política, que ha mutado del pensamiento, la reflexión, la crítica y la verdad, al insulto, la mentira y lo peor: a la polarización del país que infortunadamente, hasta reconocidos ‘maestros’ del periodismo están contribuyendo.

Muñoz obtuvo una vacuna eficaz

Como lo destacó N. Ramírez de Castro en el periódico El País de España, en su edición del 27 de febrero, la epidemióloga Muñoz “ha sido premiada por hacer posible una vacuna eficaz contra el cáncer de cuello de útero, una de las primeras vacunas desarrolladas para prevenir la aparición del tumor”.

La búsqueda de la científica viene desde que el alemán Harald Zur Hausen, identificó los primeros tipos del virus del papiloma humano, VPH, y desarrolló tests para detectar la exposición a él. Pero, como afirma Ramírez: “Muñoz continuó con esos estudios más allá del laboratorio y determinó, entre el casi centenar de VPH que existen, cuales eran los realmente cancerígenos. Así identificó a las variantes 16 y 18 del VPH y demostró que eran las mismas en todos los países”.

Continúa Ramírez: “Esa información fue clave para que las compañías farmacéuticas pudieran desarrollar una vacuna con la que hoy se protege a millones de niños en el mundo. Con ella es posible prevenir el 70 por ciento de los casos de cáncer de cuello de útero, el 60 por ciento de los tumores de vagina, el 40 por ciento de los de vulva y otros tipos de cáncer que también afectan al sexo masculino, como son los de ano, boca y garganta”.

Por su aporte a resolver problemas de la salud pública, el jurado que le concedió el premio Fronteras del Conocimiento, manifestó: “Sus trabajos han sido un verdadero catalizador para el desarrollo de vacunas y su posterior aplicación en todo el mundo, incluidos los países más afectados”.

El nombre de Nubia Muñoz no solo ha aparecido en los medios de comunicación en febrero-marzo de este año, sino también en octubre de 2008, porque la Asociación Internacional de Epidemiología la propuso como candidata al Premio Nobel de Medicina, junto con Hausen, pero el galardón fue solo para él. También en 2010 brilló en las noticias cuando el gobierno francés le otorgó la Legión de Honor, el máximo galardón que ofrece ese país a quienes tienen los méritos extraordinarios en el ámbito civil o militar.

Estudió medicina en la universidad del Valle, se especializó en patología y completó su postgrado en la universidad de Johns Hopkins, donde estudió epidemiología y virología. Terminada esta etapa formativa, se trasladó a Lyon, Francia, donde estuvo trabajando por más de 20 años para la Agencia de Investigaciones sobre el Cáncer. En la actualidad es científica visitante del Instituto Catalán de Oncología y catedrática emérita del Instituto Nacional de Cancerología de Colombia.

Tomado de: La Crónica del Quindío