Home

Noticias

El proceso de paz debe estar encaminado a cambiar la vida de la gente

No hay comentarios noticias

“Pasar del enfrentamiento a la amistad es absolutamente imprescindible en un proceso de Paz, sortear los obstáculos para resolver los problemas a través de la palabra en lugar de hacerlo por la fuerza o por las armas. Que bien que en este Seminario se celebren las cosas buenas que se han alcanzado, para luego identificar los retos que se deben afrontar”, dijo Federico Mayor Zaragoza, exdirector general de la UNESCO, durante su intervención en la clausura del seminario ‘Evaluación del Acuerdo de Paz: Primer Año, avances y retos’ que organiza la Universidad del Valle y el Sistema Universitario Estatal – SUE.

En el panel de cierre participaron también Guillermo Fernández Maldonado, representante adjunto de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los

Derechos Humanos; Pablo Catatumbo, de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común – FARC; Juan Manuel Jiménez, del Instituto Universitario de la Paz y los Conflictos de la Universidad de Granada y Luis Fernando Gaviria, rector de la Universidad Tecnológica de Pereira, y quien actualmente se desempeña como presidente del Sistema Universitario Estatal – SUE.

Guillermo Fernández Maldonado señaló, desde una perspectiva que pretende privilegiar los derechos humanos, que “la evaluación que se haga de la implementación de los acuerdos de paz, por supuesto que debe ser una evaluación de gestión donde se analice qué hace cada responsable, dependiendo de su obligación. Pero sobre todo debe ser una evaluación de resultados, pues el proceso debe estar encaminado a cambiar la vida de la gente, no es únicamente una gestión burocrática”.

“Creo no exagerar, si les digo que el acontecimiento más importante que ha tenido Colombia, en los últimos 100 años, es la firma del acuerdo de paz. Ponerle fin a una guerra de más de 70 años, a una guerra que nos desangró durante décadas no es cualquier cosa, es un hecho histórico. Por esta razón, construir la paz debe significar el principal propósito colectivo que como nación debemos asumir en el presente y en los años venideros”, dijo a su vez Pablo Catatumbo, quien además señaló que las FARC saben muy bien que el acuerdo alcanzado con el Gobierno no es la paz, pero se considera una herramienta para continuar en el camino de las transformaciones que, a su opinión, Colombia necesita.

El Seminario Evaluación del Acuerdo de Paz: Primer Año, Avances y Retos, hizo parte del compromiso y el aporte de las universidades a la reflexión y el debate público sobre los Acuerdos de paz y, en particular, sobre los avances, logros, dificultades y retos, al primer año de su firma y puesta en marcha. Este evento se realizó en una coyuntura decisiva en la que se requiere consolidar una mirada integral y documentada para contar con más elementos de juicio respecto de un proceso exigente y complejo: la puesta en marcha de los acuerdos y recorrer como sociedad el camino de la construcción de la paz.

Fuente: Agencia de Noticias Univalle