Home

Noticias

Evaluación de la política pública de convivencia familiar

No hay comentarios noticias

“Es importante el fortalecimiento de las familias, como eje del desarrollo de la ciudad. El resultado de este trabajo se verá reflejado en nuestra política pública”. Con estas palabras, el secretario de Bienestar Social del Municipio, Esaud Urrutia, abrió el “Seminario Taller sobre familias” que la Escuela de Trabajo Social de la Universidad del Valle y la Secretaría de Bienestar Social de Cali que se r4ealizó el 11 y 12 de diciembre.

Este Seminario hace parte del proyecto de evaluación y ajuste de la política pública de convivencia familiar de Cali, que adelanta la Escuela de Trabajo Social de la Universidad del Valle.

El acto de apertura estuvo presidido además por la decana de la Facultad de Humanidades Gladys Stella López Jiménez, la subsecretaria de Poblaciones y Etnias de la Secretaría de Bienestar Social Ana Cecilia Collazos, la directora de la Escuela de Trabajo Social Martha Lucía Echeverry y el coordinador del proyecto Jesús María Sánchez.

El Seminario busca el fortalecimiento, actualización y difusión de experiencias que enriquecen las intervenciones que desde familia se ejecutan por parte de los entes gubernamentales, Organizaciones no Gubernamentales y demás organizaciones sociales del municipio.

“Eventos como éste le permiten a la Facultad de Humanidades evidenciar el papel social de la Universidad, en los que se articulan tres de sus componentes fundamentales: la proyección, la investigación y la docencia”, mencionó la decana López Jiménez.

En este sentido, el seminario busca trabajar temas que contribuyan al proceso de evaluación y posterior ajuste de la política que cumplió 10 años desde su promulgación.

El profesor del Instituto de Educación y Pedagogía Daniel Campo presentó a los asistentes la experiencia de la Red del Buen Trato, que llevó a que se formulara la política pública sobre convivencia familiar.

La Red del Buen Trato generó prácticas formativas y organizativas, tanto hacia dentro de ella como hacia afuera, generando procesos de participación comunitaria.

“Los actores comunitarios deben vincularse a la formulación de las políticas públicas; esto no debe depender solo de funcionarios y expertos”, señaló el profesor Campo.

Esa es una de las virtudes de la política que hoy se encuentra evaluando, ya que para su construcción se trabajó con la comunidad, al tiempo que se construían una serie de saberes sociales alrededor de temas como la violencia, la convivencia familiar, el maltrato, entre otros.

Fuente: Agencia de Noticias Univalle