Home

Noticias

Investigadores de la Universidad del Valle realizarán encuesta sobre dengue, diarreas y cambio climático

No hay comentarios noticias

La encuesta se aplicará entre febrero y marzo, en hogares de Cali y Buga, en el Valle del Cauca; Santander de Quilichao en el departamento del Cauca y el municipio de La Virginia en Risaralda. También se realizará muestreo de la población de los mosquitos transmisores del dengue y monitoreo de la calidad del agua de consumo en estos municipios.

El estudio busca identificar cuáles son las prácticas de las comunidades en torno a la prevención del dengue y de las diarreas; los gastos en los que incurren en estas acciones preventivas, así como sus percepciones en torno al cambio climático y sus efectos en la salud.

Así mismo, se busca establecer cuáles condiciones meteorológicas, generadas por el cambio y la variabilidad climática, facilitan el incremento de la población de mosquitos transmisores del dengue y la distribución de la enfermedad misma en la población. También los efectos sobre la calidad del agua de consumo y la aparición de diarreas en los municipios.

Una encuesta que busca identificar cómo las comunidades previenen y hacen frente a enfermedades como el dengue y las diarreas, y cómo el cambio climático está afectando la presencia de estas enfermedades, será realizada entre febrero y marzo de este año por investigadores de la Universidad del Valle.

El estudio se realizará en los municipios de Cali y Buga, en el Valle del Cauca; Santander de Quilichao en el departamento del Cauca y en La Virginia, en Risaralda.

Sitios de encuesta

Los investigadores aplicarán 480 encuestas en zonas en las que hay mayor presencia de dengue y diarreas en los municipios seleccionados para el estudio. Se encuestarán hogares de Cali, en los barrios Meléndez, Aguacatal, Ciudad Córdoba y Playa Renaciente; en Santander de Quilichao en los barrios Morales Duque, Vida Nueva y la vereda San Antonio; en Buga en los barrios Montellano, Santa Bárbara y la vereda Puerto Bertín; y en La Virginia, en los barrios La Playa y el Progreso.

Monitoreo de agua y mosquitos

Entre febrero y junio los investigadores realizarán también monitoreo de las características físico-químicas y microbiológicas de las fuentes de agua potable en los municipios donde se realizará la encuesta y describirán la influencia de la variabilidad climática sobre la calidad del agua de consumo.

Así mismo, especialistas en entomología realizarán muestreo de la población de los mosquitos transmisores del dengue en estos lugares. Determinarán la densidad de larvas presentes en sumideros y criaderos alrededor de los domicilios, mientras que en las viviendas determinarán la densidad de mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus adultas.

Se identificarán las áreas importantes para la diseminación del virus del dengue como colegios, centros de salud y lugares públicos. Se hará una caracterización de los criaderos naturales como huecos de árboles, bromelias, axilas en las plantas, charcos y zanjas; así como artificiales, entre ellos recipientes, llantas, latas, vasos de plástico y pozuelos. También se analizarán las condiciones de saneamiento de las vías y zonas alrededor de las viviendas.

Dengue y EDA en municipios

Los municipios incluidos para la encuesta fueron seleccionados por estar ubicados en la cuenca alta del valle geográfico del río Cauca, área en la que se realiza el estudio, y por ser los de mayor presencia de dengue y diarreas en este territorio.

Hasta agosto de 2014 en Cali se habían registrado 3.841 casos de dengue y 111.856 casos de Enfermedad Diarreica Aguda, EDA. En Santander de Quilichao para el mismo periodo se confirmaron 29 casos de dengue y 2.708 casos de EDA. EnBuga, 382 casos de dengue y 8.303 de EDA. En 2013, en La Virginia, Risaralda, se reportaron 62 casos de dengue y 2.345 casos de EDA.

Impacto del dengue y las diarreas

El dengue es una de las enfermedades de mayor mortalidad que afecta anualmente entre 50 a 100 millones de personas en el mundo. De ellas 550 mil requieren hospitalización y 20 mil mueren como consecuencia de ella.

Más de 100 países tienen transmisión endémica incluyendo Colombia. En nuestro país los casos incrementaron entre el 2012 y 2013, pasando de 48.615 a 110.036 registros, según el Instituto Nacional de Salud.

El principal transmisor del dengue es el mosquito conocido Aedes aegypti, aunque también es transmitido por el Aedes albopictus, conocido comúnmente como el mosquito tigre asiático, también

involucrado en la transmisión de otros virus como el Chikungunya. Fue detectado en Cali desde 2002 por la Unidad de Entomología del Laboratorio de Salud Pública Departamental.

Por su parte, la Enfermedad Diarreica Aguda o EDA causa cada año la muerte de unos dos millones de niños menores de 5 años. En Colombia tiene una alta morbilidad y mortalidad especialmente en municipios con mayores necesidades básicas insatisfechas.

Según el Instituto Nacional de Salud, finalizando el 2014 se notificaron 2.756.907 casos de EDA. Los menores de un año registran la incidencia más alta con 203,27 casos por 1.000 habitantes, seguido de los menores entre 1 y 4 años que aportan el mayor valor con 483,82 casos por cada mil habitantes.

Cambio climático, dengue y EDA

Según la Organización Mundial de la Salud, entre 2030 y 2050 el cambio climático causará unas 250 mil muertes adicionales cada año, debido a la malnutrición, el paludismo, el dengue, la diarrea y el estrés calórico.

La temperatura, humedad y las lluvias influencian la densidad de mosquitos transmisores del dengue y su ciclo de vida, los hábitats de las larvas, la sobrevivencia y el desarrollo viral de la enfermedad. De esta manera el cambio climático puede suministrar las condiciones ideales para el incremento de la distribución tanto de los mosquitos vectores como de la enfermedad. En Colombia se ha observado que la alta incidencia del dengue se relaciona con los fenómenos climáticos de El Niño y de La Niña, cuya frecuencia se ha incrementado a partir de los años 70.

El cambio climático y la variabilidad climática también influyen en las condiciones del agua potable. Las fuertes lluvias y las inundaciones pueden ocasionar contaminación de las aguas superficiales y subterráneas por microorganismos. Por su parte, las sequías también se relacionan con el aumento en la ocurrencia de EDA, ya que llevan a una concentración de los patógenos en el ambiente.

Tanto las fuertes lluvias como la sequía pueden llevar a una menor disponibilidad de agua para consumo y la necesidad de almacenamiento de agua, lo que sumado a una mala higiene favorece la ingesta de microorganismos patógenos. Por ejemplo, en nuestro país se ha reportado incremento de diarreas por criptosporidiosis, rotavirus, cólera, Escherichia Coli y diarrea de causa no específica después de inundaciones.

Investigadores participantes

La encuesta que se realizará hace parte de un proyecto de investigación denominado “Cambio climático, vulnerabilidad y salud” liderado por el Grupo de Epidemiología y Salud Poblacional, GESP, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad del Valle.

El proyecto se realiza en alianza con otros grupos de la Universidad del Valle –Instituto Cinara; Grupo de Desarrollo Institucional y Gestión Comunitaria en Agua y Saneamiento, Gicamp; Grupo de Virus y Enfermedades Emergentes, Virem; Grupo de Investigaciones Entomológicas, GIE; Grupo de Investigación en Ingeniería de los Recursos Hídrico y Desarrollo de Suelos, Irehisa; y con el Grupo de Estudios Ambientales, GEA, de la Universidad del Cauca.

El proyecto es financiado por el Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo, IDRC, de Canadá. Un proyecto similar con los mismos propósitos, se desarrolla en Bolivia, en la cuenca del río Pilcomayo.

FUENTE: Comunicaciones Escuela de alud Univalle