Home

Noticias

Univalle, pensando y trabajando en el futuro regional

No hay comentarios noticias

Agencia de Noticias Univalle

Durante las últimas semanas, expertos en diversos rincones del mundo han concordado en asegurar que las dinámicas sociales y económicas, tal como las experimentamos y conocemos actualmente, están sufriendo grandes transformaciones. Esta afirmación se desprende de la contemplación de actual panorama mundial, donde un gran porcentaje de la población se encuentra en aislamiento preventivo, estrategia que ha sido adoptada por los Estados para enfrentar la expansión de la pandemia asociada al Coronavirus COVID-19.

Frente a esta situación, la Universidad del Valle a través del ‘Instituto de Prospectiva; Innovación y Gestión del Conocimiento’, ha planteado un plan organizado de trabajo para ofrecer soluciones y dar respuesta a necesidades de la región durante y después de la crisis.

Al respecto, la ‘Agencia de Noticias de la Universidad del Valle’ habló con el profesor Leonardo Solarte Pazos (Ph.D) director del Instituto de Prospectiva, grupo ampliamente reconocido en Latinoamérica por el desarrollo de investigación aplicada en temas como Gestión del Conocimiento y Vigilancia Tecnológica; Gestión del Territorio y Competitividad; Gestión Pública y Modernización; Gestión del Desarrollo y Planificación y Políticas Públicas.

Agencia Univalle: Antes que la Organización Mundial de la Salud declarara la pandemia por el brote del Coronavirus COVID-19, muchos analistas consideraban al virus de Wuhan como una amenaza para la estabilidad de la economía mundial. Ahora que los movimientos comerciales están disminuidos y los mercados atraviesan situaciones delicadas, no cabe duda de que el virus ha afectado drásticamente la economía mundial ¿cómo se analizan estas dinámicas de desestabilización?

Leonardo Solarte: Se ha puesto sobre la mesa algo que se sabía, pero que anteriormente no llegó a ser tema importante en las discusiones sobre Desarrollo, y es la estrecha relación que existe entre mercado y salud. Es la fractura de esa relación lo que se está viviendo en este momento.

Este panorama genera conceptos que antes no habían sido pensados, como la denominada economía del confinamiento, o la adopción masiva de comportamientos relacionados con el distanciamiento social y la restricción de la movilidad; factores que al parecer seguirán presentes en los próximos meses. Por lo tanto, la reconfiguración de la relación existente entre ‘Mercado – Salud’, implica pensar cómo se podrán desarrollar las actividades económicas y sociales dentro de estas dinámicas

AU: Desde que inició la emergencia, la Universidad ha participado activamente en varios de los frentes propuestos por las autoridades locales y regionales para enfrentar el avance de la pandemia. Ahora nuestra Institución se prepara para enfrentar el futuro pensando opciones para la región y el país, ¿cómo avanzan estos proyectos?

LS: Este proyecto surge como una iniciativa planteada desde la rectoría y cuenta con la participación de un grupo de profesores vinculados al Instituto de Prospectiva, para pensar la Región después de que la crisis mengüe y se deba emprender un proceso de recuperación tanto económico como social, reflexionando sobre cómo funcionaría la sociedad, particularmente la de nuestra región, en el futuro inmediato.

Esto obedece a la perspectiva que se orienta desde la rectoría para que Univalle amplíe su rol como centro de investigación, por lo cual se debe propiciar la posibilidad de generar conocimiento aplicado a la sociedad en este momento.

AU: ¿Cuáles serían las variables o los aspectos más importantes para analizar el presente y futuro del departamento?, esto, sin desconocer que el Valle del Cauca ha demostrado un sólido liderazgo al momento de proponer soluciones y estrategias para enfrentar la pandemia.

LS: Muchas de las inquietudes que han surgido tienen que ver, básicamente, con la forma en que este confinamiento social al que nos enfrentamos afecta y afectará las reglas del mercado y la gobernanza en el territorio, particularmente en el Valle del Cauca. Por ello, hemos intentado configurar un programa amplio de trabajo donde hemos identificado temas de interés que surgen alrededor de la labor que el Instituto de Prospectiva de la Universidad del Valle adelanta en el ámbito de las políticas públicas.

Una de las preguntas que hemos definido es ¿cuáles son los retos que enfrentan los gobiernos locales, y particularmente los del Valle del Cauca, con relación a la gobernanza de los territorios para responder a estos efectos de confinamiento social? Este interrogante invita a pensar en el funcionamiento de las Instituciones democráticas del departamento; en los modelos de toma de decisiones adoptados por el gobierno en situaciones de crisis; en los modelos de control social, coordinación y cooperación entre el gobierno local y los espacios comunitarios; en la planificación y gestión de modelos de cooperación del sector público y privado, así como en mecanismos para garantizar la libertad ciudadana al tiempo que se garantiza su protección en salud.

AU: Esto a nivel de gobernanza y desarrollo regional. En cuanto a las dinámicas del sector industrial y empresarial que impulsan la economía del Valle del Cauca y del país, ¿qué aspectos se han podido identificar?

LS: En cuanto a las transformaciones que deben tener cabida en las organizaciones durante esta situación, surgen sin duda muchos temas de análisis. Se contempla la implementación de nuevos modelos gerenciales y productivos, igualmente se esperan transformaciones de los modelos de logística y comercialización y de igual manera se pensarán estrategias para gerenciar proyectos bajo restricciones de movilidad.

Igualmente, hay un tema muy interesante que tiene que ver con los individuos. En este punto, creo que la Universidad tiene un rol importante en reflexionar sobre cuáles son las transformaciones que se vislumbran en el comportamiento social y económico de las personas en relación con el confinamiento social.

Aquí hay necesariamente cambios en las reglas de cooperación social, de solidaridad, surgen cambios en las dinámicas familiares, en las dinámicas comunitarias, en los accesos, en la interacción en los espacios públicos y comunitarios. Esto obliga a pensar cuáles serán los roles sociales que tendrán que desempeñar el sector privado, el gobierno, y el denominado ‘Tercer Sector’ una vez controlada la emergencia.

También se han analizado temas relacionados con la transformación digital ya que, adoptando herramientas tecnológicas, las pequeñas empresas, sobre todo, podrían vincularse más activamente a una ‘economía de confinamiento’. Este es un trabajo que estamos intentando ampliar con EMCALI, en el cual veníamos trabajando desde hace un par de meses.

 

El Instituto de Prospectiva de la Universidad del Valle nació como una iniciativa de Colciencias para que el ‘Programa Nacional de Prospectiva Tecnológica e Industria’, fundado en el 2003, se convirtiera en una entidad independiente que brindara servicios al Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SNCtel). La iniciativa fue acogida por la Facultad de Ciencias de la Administración y se concretó formalmente como Instituto el 3 de abril de 2009.