Home

Noticias

UNIVALLE: Territorio de vida, diálogo y paz

No hay comentarios noticias

Agencia de Noticias Univalle

COMUNICADO DEL MOVIMIENTO BLANCO

UNIVALLE es la casa de miles de jóvenes que llegan diariamente con sus caras de alegría, con sueños y expectativas, a aprender y a labrarse un futuro que junto con sus familias imaginan con la ilusión y la esperanza de otros mundos posibles. Es también la casa de los directivos, profesores, empleados y trabajadores. En ella pasamos gran parte de nuestra existencia. Un lugar privilegiado, donde hacemos amigos e intercambios y a menudo disentimos; pero a pesar de todo, quienes ya llevamos varios o muchos años aquí sentimos hilos de familiaridad y afecto. Y es a estas cualidades, que hacen posible la convivencia en medio de la pluralidad y diversidad del pensamiento y la acción razonable, a lo que no queremos renunciar. Porque hacerlo es justamente negar la Universidad como conciencia reflexiva y crítica, constructora de la sociedad y forjadora de humanidad.

La Universidad Pública siempre ha reprochado la inequidad y la injusticia en la sociedad colombiana, y prepara a sus estudiantes con los conocimientos y capacidades requeridos para el análisis y la solución de problemas en nuestras ciudades o poblaciones, en el país y el mundo, según el ámbito laboral donde los egresados se desempeñen.

UNIVALLE abre sus puertas cada semestre a estudiantes de diversos sectores, especialmente los de clases populares y clases medias, quienes no hubieran podido aprender una profesión que les permita llevar una vida digna y aportar a la sociedad desde su nuevo rol, de no ser por el acceso a esta institución sostenida con dineros públicos. Necesitamos mantener nuestra casa abierta, ofreciendo las mejores condiciones académicas y de bienestar a los jóvenes que en Univalle desarrollan sus talentos cada semestre. Nos alienta cada día el ideal de seguir consolidando esta institución educadora, cuya misión es contribuir al bien común, al interés general, priorizándolo sobre el interés privado. Nos emociona y enaltece responder a la aspiración de muchas familias del suroccidente de Colombia, quienes desean que sus hijos o nietos estudien en Univalle porque saben que es una de las mejores universidades del país.

Asociada con la confrontación social y política por la que atraviesa el país y el pulso entre los que defienden la paz privilegiando la vida, y los que desean la guerra, nuestra Universidad podría terminar convertida en un campo de batalla donde se imponga el uso de la violencia como una forma de la protesta con la terrible pérdida de vidas humanas y lesiones irreparables, como aconteció el 3 de abril; o con la afectación física a profesores y empleados, como resultó el 14 de marzo.

La Universidad del Valle, nuestro hábitat, no puede convertirse en un campo de guerra. No puede continuar siendo destrozada por los violentos ni por agendas particulares de ciertos grupos políticos o ideológicos que van en contra de la Misión de nuestra institución. Tenemos que reconstruirla como un lugar donde todos queramos y podamos estar, como un campo de paz, de acuerdo con su ethos universitario. Por las razones mencionadas y porque la vida de cada uno de nosotros -estudiante, trabajador, empleado, profesor y directivo- es sagrada, preguntémonos: ¿Qué podemos hacer para que Univalle sea un territorio de paz? ¿Cuáles valores nos representan? ¿Qué reivindicaciones políticas se han logrado con el tropel?

Busquemos las vías de reclamación ante los graves problemas sociales de Colombia, pero unidos en la acción política sin violencia. En el contexto del proceso de paz colombiano, no podemos hacerles el juego a los violentos.

 

Cali, Abril 11 de 2019